A 25 años de la Proposición 187 cómo ha cambiado California

Las leyes estatales que intentaban regular la inmigración se pusieron de moda en varios estados durante la última década, pero la abuela de todos ellos fue la Proposición 187 de California, aprobada en 1994 del entonces gobernador Pete Wilson.  Los Ángeles. Foto: www.maldef.org.

Las leyes estatales que intentaban regular la inmigración se pusieron de moda en varios estados durante la última década, pero la abuela de todos ellos fue la Proposición 187 de California, aprobada en 1994 del entonces gobernador Pete Wilson. Los Ángeles. Foto: www.maldef.org.

Hace un cuarto de siglo los electores de California aprobaron la Proposición 187, una iniciativa de referendo que intentaba prohibir la educación, la atención médica y otros servicios sociales a los inmigrantes indocumentados. Fue detenida en tribunales, pero impulsó la reeleccion de Pete Willson, el gobernador que propuso la medida.


La 187 fue la primera legislación estatal antinmigrante de nuestros tiempos. Fue impugnada y congelada de inmediato por las cortes y al final declarada inconstitucional. Sin embargo, el movimiento que generó la 187 ayudó a reelegirse al gobernador republicano, Pete Wilson, generó iniciativas similares en otros estados, que fueron  replicados en las políticas del presidente Trump. Pero esta reacción antinmigrante dio mayor confianza a los latinos, y dio pie a la mayor marcha de protesta de su tiempo en Los Ángeles.

En palabras del ex presidente del Senado de California, Kevin de León, la 187 “sembró el odio y la división, y cosechó una nueva generación de líderes y una nueva California”. De esto hablaron con Samuel Orozco (SO) en Línea Abierta tres veteranos contemporáneos de esos acontecimientos de hace 25 años: la abogada Renee Saucedo (RS), el ex presidente del Senado estatal, Kevin de León (KL), y el profesor David Ayón (DA), autor del libro, “Power Shift”.

SO: Renee, ¿de qué forma te impactó a ti la 187, y todos esos trabajos, todas esas luchas de aquel tiempo?

RS: Me afectó de dos maneras. De un lado, me deprimió bastante, de que el estado de California donde yo vivía, había un movimiento racista tan antinmigrante que habían logrado pasara esta iniciativa que entre otras cosas requería que los maestros, los doctores, las trabajadoras sociales reportaran a la gente que ellos sospecharan que fueran indocumentados. Era increíble, era algo que nunca habíamos visto. Y de otro lado, el esfuerzo, el poder, el hecho de que las familias salieron a las calles, que los jóvenes salieron de sus escuelas a demostrar que no iban a tolerar tal ataque me inspiró tanto… Yo creo que usted, esa inspiración, para otro movimiento que tuvimos por esas fechas, para lograr la victoria que hemos logrado durante estos últimos 25 años, y que seguiremos logrando.

SO: Kevin de León, irónico que Pete Willson haya atizado tanto los temores del electorado usando mensajes comerciales que alertaban sobre la invasión de latinos, desde el sur, y suaba en particular un comercial que se llamó, “They keep coming”, Ahí vienen. Pues el anuncio se le cumplió ¿no? Estos días los latinos no dejan de llegar, pero al Capitolio, a los palacios municipales, a los puestos de dirección, a los puestos de gobierno. ¿Fue profético Willson?

KL: Sin lugar a dudas nos echó la mano, ¿no?, porque él sembró con sus bandas racistas y antinmigrantes, esa semilla de odio, de división, y se cosechó después una huerta de buenos candidatos latinos.

SO: Pues el Senado del estado de California probó por ahí en el 2015 una resolución que criticó a Pete Willson por su virulenta campaña contra los padres indocumentados y contra sus hijos, en su intento de reelegirse, por allá en el ’94 ¿Por qué era tan importante dejar esa declaración en el expediente?

KL: Yo creo que era muy importante que hijos de migrantes indocumentados en aquel entonces, que escalaron y lograron escaños políticos poderosos, se expresara públicamente ante el estado y el país, que el pasado, de la 187 ya jamás se va a tolerar, a aceptar aquí en California. Porque somos un estado que valoramos nuestra diversidad e inclusividad. Somo un estado donde reconocemos las aportaciones de millones de migrantes, que somos gente que cruzamos frontera no pidiendo limosna sino llegar a trabajar, buscando el ‘sueño dorado’, como cualquier otra persona de Europa, de Asia, de América latina. También que fue un acta simbólica para comunicar ante el pueblo a lo largo del estado y del país, que somos seres humanos que merecemos dignidad y respeto.

SO: Profesor Ayón, ¿podríamos llamar a las políticas de Trump, con las que hizo campaña, hijas de la 187? ¿Puede decirse profesor que llegó a la presidencia Trump por obra de la 187, y por obra de aquél que usted llamó ‘el año del rencor del hombre blanco’?

DA: Yo diría que combina en casi todos los aspectos la hostilidad del pasado, combina no sólo lo antinmigrante sino también lo anti México. Con un énfasis en control de las fronteras, combina los peores elementos de esas horas del pasado, de Pete Willson. Uno podría agregarle de Ross Perot, del Arnold Schwarzenegger, cuando se postuló. Eso lo estamos viendo de nuevo pero Trump lo está llevando a otro nivel, por completo. Y lo que yo diría que es positivo, es que como ya vimos, nuestra comunidad salió más organizada, más fuerte, mejor representada, y pudo luchar para reivindicar sus derechos. Todo se ha reconquistado, y es de esperar que la comunidad a nivel nacional, a lo largo y ancho del país, experimenta algo similar como efecto de la hostilidad de Trump y este momento. Lo hemos superado en el pasado, en California, ahora hay que superarlo a nivel nacional■

Escuche la Edición Semanaria Completa:

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.