2018, año sombrío para la migración

Arresto de un inmigrante por agentes de ICE. Foto: NYT.

Arresto de un inmigrante por agentes de ICE. Foto: NYT.

En una buena síntesis que nos ayuda a entender de manera coherente los flujos migratorios que pasan por Estados Unidos, el investigador y colaborador de La Jornada, Jorge Duran anticipa aquí un oscuro panorama para el futuro inmediato de distintas categorías de migrantes que hoy viven o emigran a este país. Una por una la administración Trump va derogando los distintos programas que le brindan a diversos tipos de inmigrantes distintos permisos legales para vivir y trabajar aquí donde decidieron venir a hacer su hogar, tener sus hijos y su trabajo.

Es decir los Dreamers, sus familias, centroamericanos y caribeños que hasta gozan de alguna protección legal temporal, que se vieron forzados a emigrar víctimas de crisis económicas, de la violencia institucionalizada en sus paises o por motivos ambientales, como dice Duran; es decir, por catástrofes naturales, cortesia del cambio climatico. Para todos ellos sus visas o tiempos de estadía legal en este país tienen ya una fecha de vencimeinto con las nuevas reglas de esta administración.

“… otra de las trampas de la política migratoria, es que no impide a los beneficiaros del TPS regresar a sus países de origen, pero no les garantiza el ingreso a la hora que quieran regresar. De este modo nadie regresa y se refuerza el asentamiento y el arraigo en Estados Unidos, al tiempo que se pierden los lazos y relaciones con la comunidad de origen”, sostiene el investigador.

Agrega: “Al igual que los Dreamers, o jóvenes protegidos por el programa DACA…, los TPS están en la mira de la administración Trump y se empiezan a cumplir los plazos y a ejercer presiones ante el sistema judicial. La situación de los haitianos estaba en suspenso, pero se acaba de definir que tienen un plazo de año y medio para regresar a su país. Se estima que existen unos 273 mil niños, hijos de hondureños, nicaragüenses, salvadoreños y haitianos beneficiados por el estatus temporal, muchos de los cuales llevan más de 15 o 20 años viviendo en Estados Unidos”.

Lea la nota completa de Sin Fronteras / La Jornada:

Panorama negro para migrantes en 2018

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo